Artesanos del hormigón

La empresa CRIFOR nace de la pasión. La pasión por un material noble y antiguo, utilizado ya en la antigua Grecia y que nace de la roca para después de modelarse volver a convertirse en ella, el hormigón, o cómo nos gusta llamarlo a nosotros, la piedra artificial…

¿POR QUÉ DEPÓSITOS DE HORMIGÓN?

Estas son las respuestas a por qué utilizar depósitos de hormigón en la fermentación, elaboración, crianza y guarda de vino

Aislante natural

La conductividad térmica del hormigón es diez veces menor que la del acero inoxidable para un mismo espesor, pero evidentemente los espesores utilizados de hormigón son mucho mayores que los del acero inoxidable y es entonces cuando la diferencia se agrava mucho más.

El depósito de hormigón es del orden de 350 veces más aislante que el de acero inoxidable, y esto es sin lugar a dudas una ventaja en cualquiera de los procesos productivos del vino. El hormigón consigue un efecto de estabilización en la temperatura del vino que contiene, evitando picos que perjudiquen a las levaduras.

Dentro de un depósito de hormigón todo es más gradual, más suave, sin cambios bruscos, y esto se agradece durante la fermentación, pero también en el almacenamiento o crianza.

Microporosidad

El hormigón es un material que por su proceso de elaboración y debido a los materiales de los que está compuesto es poroso . El hormigón utilizado en nuestros depósitos garantiza la estanqueidad al mismo tiempo que le dota de una microporosidad que permite una cierta permeabilidad al paso de oxígeno.

Es el llamado proceso de microoxigenación el que hace que los vinos evolucionen de manera diferente y perduren más en el tiempo, obteniendo unos resultados parecidos a los de las barricas de roble pero manteniendo un sabor más puro.

La permeabilidad de cada depósito es una característica única que el cliente debe conocer, no todos los tipos de uvas necesitan la misma aportación de microoxigenación y nosotros somos conscientes de ello.

Material neutro

Cuando utilizamos una barrica de roble para envejecer un vino, no sólo conseguimos una microoxigenación de éste, la madera le cede sus taninos y valores aromáticos durante todo el tiempo de crianza sin poder regularlo.

El hormigón de los depósitos no contiene taninos, y los aromas que puede llegar a ceder al vino son suaves notas minerales, por lo tanto podemos conseguir una microoxigenación natural dentro de un depósito formado por un material muy neutro. También podemos tener la posibilidad de utilizar los mismos áridos que forman parte de la tierra de cultivo de la uva, para fabricar el hormigón del depósito. ¿Te lo imaginas?

El mismo árido presente en el cultivo de la uva, puede servir para almacenar y envejecer después el vino resultante. Pequeñas notas minerales procedentes de la zona de cultivo, ¿hay algo más auténtico?

¿POR QUÉ CRIFOR?

Estas son las respuestas a por qué elegir los depósitos CRIFOR.

10 años de Garantía

Estamos muy seguros de lo que hacemos y por eso garantizamos nuestro producto. El hormigón de nuestros depósitos es un material muy duradero y muy resistente, y nuestro proceso de fabricación está muy controlado, por esta razón aportamos una garantía de 10 años contra las grietas estructurales y fugas.

Nuestros clientes pueden tener la certeza y la tranquilidad de haber adquirido un producto seguro, no deben preocuparse por tener fugas o grietas que echen a perder su producto. La garantía de 10 años nos hace diferentes.

10 años de garantía

Fabricación natural y de una sola pieza

El hacer un hormigón sin ningún tipo de aditivo ni adición añade un plus de dificultad a la hora de la fabricación, pero si le añadimos que nuestros depósitos están fabricados de una sola pieza, entonces el proceso de producción se convierte en algo muy complejo que requiere de todos nuestros esfuerzos.

Los depósitos CRIFOR se fabrican de una sola vez, esto quiere decir que no existen juntas de hormigonado, ya que cuando se empieza a llenar el molde, no se interrumpe el proceso hasta que éste está completamente lleno. Controlamos todos los parámetros de la fabricación para garantizar un hormigón homogéneo y con las características de permeabilidad ajustadas a las necesidades del cliente. Incrustamos, en el momento de la fabricación, todos los accesorios que nuestro cliente nos demanda, consiguiendo un depósito MONOBLOC con todos los extras incluidos.

Nuestro cliente puede elegir entre diferentes acabados en el interior y exterior del depósito, desde el lijado, pasando por morteros y lechadas, y terminando con acabados epoxi (en este último caso no se dispone de microoxigenación).


En CRIFOR podemos moldear a petición del cliente cuántas formas desee. Nuestra experiencia en el cálculo estructural y la fabricación de hormigón nos permite hacer realidad los sueños de nuestros clientes. Sabemos que la geometría que optimiza más el espacio y el tiempo es el cubo rectangular, por eso nuestra gama básica se basa en esta geometría. Pero no renunciamos a la fantasía del diseño y las formas imposibles, sabemos que un depósito de hormigón puede llegar a decorar los espacios más increíbles.

La geometría del interior de nuestros depósitos no es fruto de la casualidad, hemos realizado un intenso trabajo de campo hablando con muchos elaboradores de la zona, ellos nos han asesorado y guiado en el mejor diseño interior. Pendientes en el fondo del depósito para facilitar el trabajo, formas en el techo para evitar bolsas de oxígeno no deseado, grandes biseles en las esquinas que evitan acumulación de suciedad y facilitan la limpieza, etc. Detalles en el exterior de los depósitos denotan nuestra preocupación por las demandas de nuestros clientes: pendientes en la parte superior que sirven para evacuar posibles derrames, canaleta de recogida incrustada en el mismo hormigón y desagüe colocado interiormente por la pared que conduce los restos hasta un recipiente en la parte inferior del depósito.

Durante la elaboración del vino puede ser necesario controlar la temperatura y en alguna ocasión intervenir para regularla. Ofrecemos la posibilidad de incorporar, durante la fabricación, un sistema tubular inmerso en el grosor de las paredes del depósito que regulará la temperatura del vino sin entrar en contacto con él.

Este sistema facilita la limpieza del interior del depósito al mismo tiempo que transmite la temperatura de una forma más gradual y mejor distribuida por toda la superficie del hormigón. Una vez más, conseguimos una interacción con el vino más suave y sin cambios bruscos.

Uno de los puntales de los depósitos CRIFOR es la constante inversión en la Investigación, el Desarrollo y todo ello en un entorno de sostenibilidad y respeto por el medio ambiente. Nosotros lo llamamos I.D.S. y nos acompaña en cada paso que damos.

Ninguna investigación de nuevos materiales, ningún desarrollo de nuevos productos o procesos productivos, ningún adelanto tendría sentido sin una sostenibilidad ambiental.

También estamos en contacto directo y permanente con los profesionales que desarrollan su trabajo en el mundo del vino. Realizamos jornadas técnicas donde ponemos a prueba nuestros depósitos, comparándolos entre ellos y con otros de diferentes materiales. Es en estas interesantes jornadas, en que se valoran y analizan los vinos elaborados en nuestros depósitos, es donde las conclusiones avalan nuestro producto. Cualquiera puede participar en nuestras jornadas técnicas, solamente ha de contactar con nosotros.

GALERIA DE FOTOGRAFIAS

MÁS SOBRE CRIFOR

La pasión…

La pasión por un material noble y antiguo, utilizado ya en la antigua Grecia y que nace de la roca para después de modelarse volver a convertirse en ella, el hormigón, o cómo nos gusta llamarlo a nosotros, la piedra artificial.

La pasión por un material inalterable, capaz de resistir el paso del tiempo sin apenas señales de ello, nacido de la tierra y mejorado para ser eterno, el acero inoxidable.

La pasión por el arte de transformar, de juntar diferentes materiales, de modelar figuras imposibles con complicados procesos, buscando la esencia de lo auténtico, del saber hacer de los años, dando resultados únicos.

La pasión por el mundo del vino, nacidos en tierras de viñedos, sintiendo en todo momento el aroma de un caldo que se transforma con el paso del tiempo, un caldo que habla a quién lo prueba, contándole los secretos de su viaje.

INFORMACIÓN DE CONTACTO

Puedes visitarnos físicamente, llamarnos, o contactar via correo eléctronico. Sin compromiso de ningún tipo

607 87 33 75

info@crifor.es

C/ del Cos, 28, 43782, Batea, Tarragona, España